Broncearse cuidando la piel

31 May 2017

En esta época del año, quien más quien menos todos queremos lucir una piel radiante obtener un bronceado rápido, homogéneo y duradero, pero no nos hemos de olvidar de cuidar y proteger nuestra piel debidamente. En los alimentos tenemos grandes aliados que nos ayudarán a lograr nuestro propósito, y los más ricos en betacarotenos son: zanahorias, calabaza, boniato o patata dulce, naranjas, mandarinas, melón, papaya, tomates, pimiento

rojo, espinacas, berros o el brócoli, y en general aquellos cuyo color sea amarillo, anaranjado o rojizo.

Para obtener sus beneficios frente al sol, deberemos comerlos en cantidades considerables, por lo que yo os recomiendo la fórmula de batidos o zumos para este aporte extra de Vitamina A que ayudará a una mayor producción de melanina en la piel.

Pero hoy la cosas no va de cómo broncearse sino de qué hacer para hacerlo de  forma correcta y que nuestra piel no se resienta.

 

 

CÓMO PROTEGER ADECUADAMENTE NUESTRA PIEL

 

Ya no sólo es cuestión de proteger la piel cuando vayamos a tomar un baño de sol.  La piel tiene memoria y si no la cuidas debidamente, se encargará más pronto de lo que imaginas de recordarte que la has maltratado.  Así que has de mimarla a diario para que los rayos de sol no la castiguen, ya sea verano o invierno.

1. Cuida tu piel todo el año.  No sólo en la época estival, hazlo como un buen hábito durante todo el año hidratándola debidamente con cremas corporales, bebiendo el agua necesaria y sobre todo usando fotoprotectores incluso en los días nublados, ya que las nubes no bloquean en absoluto el paso de los rayos UVA.  Que tú no veas el sol, no quiere decir que no esté presente, por lo que en actividades al aire libre sobre todo no dudes en ponértelo.

 

2. Protege todas las zonas sin excepción.  Muchas veces nos centramos únicamente en el rostro, el torso y las extremidades y nos olvidamos de zonas tan importantes como: las manos, los pies, los párpados, los labios o las orejas.  Ellas también sufren el castigo de los rayos solares y también son zonas muy sensibles, así que no te olvide de ellas.

 

3. Evita las horas de exposición de máximo riesgo.  Éstas son entre las 12 de la mañana hasta las 4 de la tarde.  En esta franja de tiempo la radiación solar es cuando es más agresiva, así que evita exponerte en esa franja y mantenerte a la sombra.  

La piel del rostro es mucho es mucho más sensible que la de otras zonas del cuerpo, así que en esas horas donde el sol apreta más, dale una ayuda extra para protegerla además del protector solar como una bonita pamela, un sombrero ligero o una gorra.  Esa pequeña sombra que le proporciones, es el mejor regalo que le puedes hacer a la piel facial.

 

4. Utiliza el fotoprotector adecuado para tu piel.  No todos tenemos la misma piel, ni en cuanto a tono ni en cuanto a sensibilidad, por ello es necesario que la protejas con el factor que más se adecue a sus necesidades.  Que tu madre o tu amigo usen una protección SPF15 puede que sea conveniente para su tipo de piel, pero no para la tuya, así que no te aventures a ir por libre y mejor que un profesional te aconseje cual es la mejor para ti.

 

5. En verano sobre todo aplicar la protección con constancia.  La correcta protección solar se ha de realizar unos 30 minutos antes de exponernos al sol, ¡pero ojo! ahí no termina nuestro trabajo de resguardar a nuestra piel.  Hay que volver a aplicarse la crema fotoprotectora en todo el cuerpo (tal como te recordé en el apartado 2) cada 2 horas para reforzar los efectos que ésta va perdiendo por el contacto con la ropa, el sudor y sobre todo al bañarnos.

 

Una vez sepas cual es tu grado de sensibilidad cutánea al sol y qué factor de protección es el mejor para tu piel, viene el segundo gran dilema ¿cuál es la mejor crema solar?

 

 

QUÉ DEBES TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR TU PROTECTOR SOLAR

Evidentemente sobre gustos colores, pero yo con la salud no me la juego, así que olvida eso de embadurnarte de cremas baratas de "a euro el litro".  Hay marcas de precio medio con excelentes resultados y marcas de precio muy alto que tienen más nombre que otra cosa. Por eso es mejor que te dejes asesorar por tu farmacéutico o profesional de estética, ellos sabrán recomendarte cuáles son las que mejor resultado le pueden dar a tu piel, y tu con estos consejos, tendrás una gran ayuda para tomar tu decisión final.

  • Que la publicidad no te ciegue.  No te dejes llevar por la corriente y te fijes únicamente en las marcas solares más populares. Hay marcas muy comerciales pero que la calidad del producto deja mucho que desear, ya sabes "cría fama y échate a vivir".  Apuesta por marcas específicas para la adecuada protección de la piel.

  • No te conformes con protectores complementarios.  Es decir, la mayoría de cremas hidratantes de hoy día incluyen un grado de protección solar moderado (SPF 15) pero en la época de verano son del todo insuficientes.  Este tipo de protección nos puede ser suficiente en el invierno para una exposición solar moderada, como caminar por la calle y poco más.  Si vas a estar al aire libre y sobre todo expuesto al sol en verano, es importante que uses una crema específica para protegerte del sol.

  • Evita aquellos filtros que en tu etiquetado aparezca PABA.  Estos filtros solares contienen ácido para-aminobenxoico y pueden causarte a medio-largo plazo lesiones a nivel celular, además de de que causan más reacciones alérgicas a nivel cutáneo.

  • Presta especial atención a los productos Sunblock.  Éstos son aquellos que utilizan filtros físicos no inorgánicos o químicos y lo que hacen es bloquear los rayos UV (los A y los B) generando un efecto rebote para que no sean absorbidos por tu piel.

  • Escoge productos de textura agradable.  Si no te sientes a gusto con la textura porque es demasiado densa, oleosa, o untuosa, difícilmente te apetecerá ponerte el protector solar y mucho menos repetir la acción cada cierto tiempo.  Es lógico, si uno se siente pringoso está incómodo, por lo que elige texturas que te hagan sentir bien.

  • Apuesta por la formulación con filtros biológicos DNA-Protect.  Los identificarás porque en sus fórmulas mencionan que tienen activos para la protección y reparación del ADN celular.  Estos productos además de contener los elementos necesarios para la protección de tu piel, tienen agentes antioxidantes que evitan la formación de radicales libres y refuerzan el sistema inmunológico cutáneo, previniendo además el envejecimiento dérmico y el cáncer de piel.

Ahora si que estás preparad@ para ponerte al sol como es debido ¡Ah! y perdona que insista pero no lo olvides NUNCA: tu piel tiene memoria, que no tenga que recordarte que no la trataste bien. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

INSPIRATIONS

#TÚ

La vida está llena de cosas bonitas, por ejemplo tú.

 

#TU PUEDES

Cuando alguien te diga que no puedes, respóndele "pues mira como lo hago"

#ARRIESGAR

Cuando arriesgas, sacrificas todo aquello que puedes perder por lo mucho que puedes ganar.

#PRESIÓN

Cuando tengas momentos difíciles, recuerda que los diamantes sólo se forman bajo presión.

LAS SUPERSTICIONES EN LA MESA

2 Nov 2018

LOS COLORES DE LA HUERTA

27 Oct 2018

Tratamientos Body Contouring: VELASHAPE

14 Jun 2018

1/8
Please reload

© 2017 LAILA KALE todos los derechos reservados.  Si continúas navegando por la web entendemos que aceptas el                                  así como nuestros TÉRMINOS Y CONDICIONESSi deseas ampliar información consulta el AVISO LEGAL.