CHEDDARVEGAN Salsa Queso 100%Vegetal

7 Apr 2018

Seguimos con el #Salseo porque es lo mejor de la vida y hoy os traigo una receta de un Queso Cheddar 100% Vegetal que al ser tipo "queso crema fundido" es una salsa perfecta para comerla calentita ya que es súper cremosa, suave y sabrosa, y estoy segura de que hará las delicias de muchos de vuestros platos.

A mi me chifla con los totopos de maíz para tomarlos mojando en esta salsa-queso tan divina, o también preparando una buena fuente de crudités vegetales y mojar ahí como si no hubiese un mañana.  Le doy muchas utilidades, como usarla de salsa para pasta, ya sea de cereales o de vegetales.  Sin ir más lejos esta semana me he comido unos espaguetis de calabacín con esta salsa de Queso Cheddar Vegetal,  ¡que estaban de llorar de ricos!  Podéis emplearla en vuestras pizzas, cubriéndolas con este queso o para acompañar vuestras hamburguesas... en fin, que podréis disfrutarla de mil formas y estaréis comiendo sano al mismo tiempo que disfrutando.

Ya es la segunda vez que os menciono a la Levadura Nutricional cuando realizo un queso o una salsa que quiero que tenga sabor a queso, así que voy a hacer las presentaciones debidamente.  La Levadura Nutricional  es un súper alimento muy habitual en mi dieta que utilizo sobre todo para darle ese aroma y sabor a queso a los platos de origen 100% vegetal que quiero que me recuerden a él.   ¡Ojo! No se ha de confundir la Levadura Nutricional con la levadura de panadería o la de repostería, porque nada tiene que ver ya que no fermenta,  así que la opción de hacer bollos o magdalenas con ella, descartada... bueno, salvo que queráis que tengan sabor a queso, pero que tengáis en cuenta que no os va a levar nada de nada.

 

La Levadura Nutricional se encuentra completamente inactiva y su consumo es muy seguro ya que no es capaz de alimentar hongos, esa es una de las grandes diferencias con su prima la Levadura de Cerveza, que sí está activa además de otra muy a tener en cuenta, que es que la Levadura de Cerveza tiene gluten (ya que proviene de la cebada), y la Levadura Nutricional no.  Por ello, la Levadura de Cerveza pese a tener el sabor muy similar (un poco más amargo) y mucha similitud en sus propiedades, no es apta para personas propensas a la candidiasis o los celíacos, por eso yo soy mucho más partidaria de la Levadura Nutricional, no por capricho sino por fundamentos.

 

Este alimento se cultiva y mima mucho en su producción que tiene su origen en la remolacha y la melaza de la caña azucarera, por lo que su calidad de nutrientes (evidentemente el grado depende de la marca productora) siempre es muy alta.

Es una increíble es una fuente de Proteínas de alto valor biológico, de Vitaminas, Minerales y Fibra, además de tener muy bajo índice de grasa, por lo que en mi cocina es algo para condimentar del todo indispensable.

Además de contener 9 de 18 aminoácidos que el cuerpo necesita, de ahí su preciado valor biológico proteico, es rica en probióticos, por lo que el añadirla a nuestra receta hará que las propiedades nutricionales de nuestro queso vegetal, nada tenga que envidiarle al de origen animal.  Luego os cuento un poquito más sobre esto, por ello, entre sus beneficios más destacables, es que esto lo convierte en un alimento muy beneficioso para nuestro sistema inmune. ¡Ahora vamos a a por la receta!

INGREDIENTES

2 Patatas medianas

2 Zanahorias

1 Ñora

Jugo de 1/2 Limón

1/3 Tz Aceite de oliva suave

4 TBsp Levadura nutricional

1/2 Tsp Ajo en polvo

1/2 Tsp Cebolla en polvo

1/8 Tsp Pimienta blanca

1/8 Tsp Cúrcuma molida

1/2 Tsp Sal Himalaya

Agua (para hervir los  vegetales)

 

1/2 Taza de Nata de Arroz o 1/3 de Taza de Leche de Soja opional*

 

 

1. Lo primero de todo es lavar bien los vegetales con el cepillo de verduras, aunque después los vayamos a pelar.  Una vez limpios, pelar las patatas y las zanahorias y troceadlas para acelerar el tiempo de cocción.

 

2. En un cazo pon suficente agua para hervirlos y aprovecha el tiempo de hervor para rehidratar durante un par de minutos la Ñora, que si le practicas un pequeño corte con unas tijeras en su base, harás que le penetre el agua caliente en el interior harás que se haga mucho más rápido.

 

3. Transcurridos unos minutos, retira la Ñora y deja a los vegetales que continúen su cocción.  Pásala por agua fría para poder trabajar con ella sin quemarte, y  aprovecha cuando la tengas debajo del grifo de quitarle bien las pepitas.  Luego con ayuda de una cucharilla, raspa las paredes del interior para sacarle toda la carne y desechar la piel, reservándola para la siguiente preparación.

 

4.  Una vez estén los vegetales cocidos, cuélalos y reserva un poco del caldo de la cocción.  El caldo de la cocción es para hacer al queso vegetal más cremoso y no tan denso, así que lo tendrás que ir añadiendo poco a poco, en función de cómo desees la textura final, teniendo en cuenta que a mayor cantidad, más liquido te quedará. 

La opción base de la receta de es utilizar el propio caldo de la cocción de los vegetales, pero puedes sustituirla por Nata de de Arroz o de Soja o simplemente leche de Soja.  Yo he probado todas las versiones y la leche de Soja a mi particularmente me encanta, porque queda más cremoso y suave, pero con el caldo queda también sensacional, eso ya depende de ti.

 

5. Introduce todos los ingredientes en el vaso de la batidora o tu robot de cocina (el caldo, leche o nata tal como te expliqué en el punto anterior) y trabaja unos 3-4 min a máxima potencia hasta obtener una crema consistente de textura suave.

 

6. ¡Listo para comer! Puedes guardar el excente en un tupper en la nevera porque aguanta muy bien 4 o 5 días y a la hora de servirlo caliéntalo un poquito porque está delicioso, aunque también la puedes tomar en frío.

Aprovecho este post para responderos las dudas que me habéis planteado a raíz del vídeo del Queso de Garbanzos si estoy a favor de los lácteos y si los recomiendo o no.  Tengo que decir que SÍ, pero con matices.  Estoy a favor de los lácteos fermentados como los Quesos, el Yogurt o el Keffir, de forma puntual y controlada, porque los probióticos que hay en ellos (Lactobacilus, Bifidobacterium, Saccharomyces) son indispensables para aportar y mantener el equilibrio perfecto de nuestra flora microbiana del aparato digestivo, que es la responsable en gran medida de nuestro sistema inmunológico, de nuestro estado físico y mental.  

De hecho, hoy en día ya se sabe y se considera a nuestro Microbioma nuestro segundo cerebro y que mantenerlo en condiciones óptimas es la base de nuestra salud y estado emocional y el punto de partida para que nuestro Microbioma se mantenga saludable es sin duda alguna la alimentación.

 

Respecto a los lácteos es un tema profundo que os prometo dedicarle un capítulo entero para explicároslo bien,  pero deciros que NO estoy a favor del consumo de leche tras el periodo lactante, que es cuando cumple su función y cuando nuestro organismo tiene los enzimas necesarios para procesarla y aprovechar sus nutrientes.  Yo no consumo leche animal desde NUNCA y no me ha pasado nada, pero si que consumo quesos de forma puntual porque me gusta muchísimo su sabor,así como Keffir de cabra.  Pero ya os digo, que este consumo ha de ser esporádico y no habitual dentro de la dieta.  La regla es sencilla: algo habitual es a diario o casi todos los días y algo esporádico es una vez a la semana o algo más espaciado en el tiempo.

 

Los quesos tienen probióticos debido a su fermenteación, cierto, pero también es cierto que contienen un alto índice de materia grasa de origen animal, que no es nada beneficiosa para el organismo, a diferencia de  las de origen vegetal tan necesaria y favorable, como la del aguacate o el AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra), por eso su consumo dentro de la dieta ha de ser controlado.  La proporción grasa de los quesos va en fución de su grado de curación y textura grasa, por ello hay una gran diferencia y varía mucho su contenido de un tipo de queso a otro.  Por poneros un ejemplo, siendo quesos de sabor suave y blandos, un Mascarpone tiene muchísimo más contenido de materia grasa que un queso de Burgos, y esto hay que tenerlo en cuenta.

 

Los Yogures, siempre que sean NATURALES, sin endulzantes de ningún tipo y sin sabor o trozos de frutas, son una fuente de probióticos estupenda.  También tienen cierto porcentaje de materia grasa animal, pero muchísimo  menor que el queso y encaso de querer reducirla, está la opción de los desnatados. 

Si queréis endulzar un yogur hacedlo con miel o con un endulzante saludable que vosotros le añadáis en casa, ya que los yogures  desabor dulce lo son por endulzantes insalubles como el  azúcar refinado o los edulcorantes,  y los colorantes y sabores son artificiales.  Y si queréis comerlos con fruta, añadidla fresca en el momento de comerlos, porque la que llevan no será de la misma calidad y no sabemos porqué procesos ha pasado, que probablemente en el mejor de los casos, la hayan macerado en jarabes o azúcares.  Tanto en el caso de los quesos como el Yogur, yo aconsejo consumir más los de cabra y oveja, porque su composición es más natural, ya que la leche se obtiene mediante producciones mucho menos masivas... otro tema que da para hablar largo y tendido.

 

En el equilibrio de todo en esta vida está la clave del éxito, por eso os doy estas alternativas vegetales, para que no extráñeis comer queso si sois tan ratones como yo, pero reducir al máximo el de origen animal y tomando como norma los de origen vegetal y el otro como un capricho puntual y no viceversa.

 

Por último deciros que otra opción super lícita y respetable es la de los vegetarianos o veganos que no consumen ningún tipo de lácteo de origen animal, pero si que hay que tener claro que hay que hacer una suplementación de probióticos de calidad para poder tener la Microbiota contenta y que si hacemos quesos o postres sustitutivos de los lácteos de origen vegetal en casa y los enriquecemos con ello, mejor que mejor y más que mejor.

 

Como veis, comer sano y nutritivo es sencillo y delicioso ¡Hasta el próximo vídeo amores!

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

INSPIRATIONS

#TÚ

La vida está llena de cosas bonitas, por ejemplo tú.

 

#TU PUEDES

Cuando alguien te diga que no puedes, respóndele "pues mira como lo hago"

#ARRIESGAR

Cuando arriesgas, sacrificas todo aquello que puedes perder por lo mucho que puedes ganar.

#PRESIÓN

Cuando tengas momentos difíciles, recuerda que los diamantes sólo se forman bajo presión.

LAS SUPERSTICIONES EN LA MESA

2 Nov 2018

LOS COLORES DE LA HUERTA

27 Oct 2018

Tratamientos Body Contouring: VELASHAPE

14 Jun 2018

1/8
Please reload

© 2017 LAILA KALE todos los derechos reservados.  Si continúas navegando por la web entendemos que aceptas el                                  así como nuestros TÉRMINOS Y CONDICIONESSi deseas ampliar información consulta el AVISO LEGAL.